Podría

Podría

Podría comenzar con un intercambio de miradas y palabras, sonrisas, insinuaciones. Halagos desde, qué bien te ves, hasta; te echo de menos, no hay nadie como tú. Alimentamos entonces nuestros egos, aunque no creo que lo necesites, el tuyo ya conoce el cielo.
Podría caminar frente a ti, contonear las nalgas para que veas sus movimientos, lentos, provocativos.
Podría girar mi cabeza, ver tus ojos perdidos entre mis piernas, sonreír por mis logros y seguir el camino.
Podría dirigirte a un lugar oscuro, para que imagines el color de mis areolas cuando me quite el sostén.
O podría conducirnos hacia la luz de un estacionamiento, sentarme en el cofre de tu auto, abrir las piernas y acariciarme dulcemente.
Podría seguir describiendo eventos sexuales a tu lado con oraciones simples, pero me invaden las ganas de tomar un taxi, camión, autobús, avión,  o cualquier medio de transporte para susurrarlo por tu cuello, por tus oídos.
Tomar tus manos y mostrarles los relieves que se esconden por debajo de mi ropa.
Decirte mi nombre, escuchar el tuyo. Gemir con tus caricias, sonreír al ver tu erección, correrme por tus labios, lamer tus dedos empapados.
Compartir nuestros orgasmos, saciarnos de caricias, disfrutar de tus embestidas mientras me aferro a tus muslos. Despedirme de mis bragas cuando las desgarres por tu ansiedad.
Podríamos estar juntos dentro de paredes silenciosas, en un edificio que guarde secretos.
Me quieres sin disfraces, me quieres desnuda. Ya comencé a desnudar fantasías.

Anuncios

9 pensamientos en “Podría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s