Él

Él

Nunca me dieron tantas ganas de arribar cual barco a puerto a los brazos de otro ser humano como a los de éste.
Nunca una sonrisa se posó firmemente sobre mi rostro por minutos que parecieron interminables.
Nunca la piel se erizó de tal magnitud que dolía con placer.
Nunca me ruboricé tanto aunque ni un solo par de ojos estuvieran observando mi cuerpo.
Nunca la humedad que escondo entre las piernas salió a flote con un par de palabras leídas a través del monitor.

Ahora paso las horas imaginando, en otro mundo, debajo de una piel ajena a la cual no conozco.
Ahora despierto más temprano para iniciar un día sin él físicamente, pero con él en la cabeza.
Ahora mis caricias saben a él, porque en mis manos habita el recuerdo de las suyas.
Ora me acuerdo de sus tiernas palabras ora me olvido del tiempo con su rudeza animal.
Aquí le pienso ahí le espero.
No es que me aferre a su recuerdo, es que no puedo huir, no quiero alejarme.
Va más allá de que nuestros cuerpos estén a la espera de ese encuentro, va más allá de todo el cariño y satisfacción que quiero provocar.
Pasa que mi cuerpo, mis deseos están con él, le pertenecen.
Disfrutemos de todo, acaricia hasta mi alma, desliza mis pasiones e invade los pétalos que he cubierto para ti, que lloran de alegría cuando los besas, que desbocan lágrimas, que lubrican tus dedos.
Descansa, cariño.
Sueña, cariño. Hazlo, pero conmigo.

Anuncios

6 pensamientos en “Él

  1. Pingback: Él | wordstoexpressthrough

  2. Es sin duda el poder evocativo de la palabra lo que hace tan vívida y placentera la experiencia de leer y escribir sobre sexo. Nunca había sentido curiosidad por la pornografía en ninguna de sus formas ni por los relatos eróticos, pero he descubierto recientemente cuánto más amplio se vuelve el universo de mis fantasías gracias a eso, y vaya a saber por qué extraña propiedad transitiva, también su concreción . Debo reconocer que el hecho de poner en palabras las sensaciones y los deseos es todo un desafío: debido a mi encuentro con “él” y por sugerencia suya, he empezado a intentarlo. Agradezco a quienes como vos lo hacen tan bien y lo comparten, porque enriquecen nuestra vivencia de lo sensual.

    • No sé si creerme este comentario, no por considerarlo una falacia, sino porque no creí causar dicho impacto, y tan lejos, de mi país. Las letras logran traspasar, no solo fronteras; fantasías, ideales, recuerdos, complejos y tantas paredes ficticias que muchas de las veces no nos permiten observar más allá de lo que tenemos frente a nosotros.
      Agradezco infinitamente que compartas tu experiencia conmigo, tus visitas, el tiempo que te tomó escribir(nos), y quedar más agradecida si decides regresar.
      Un fuerte abrazo, Sofia, cuando me dejo leer, gozo mucho más que cuando me dejo querer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s