Bar, ¿en jueves? (A y B, parte IV)

8:15 de la noche, en pijamas y a punto de lavar mi rostro.

Suena el celular, “Llamada entrante”

Olvidé la invitación que tenía de Manuel para salir de antro.

-Paso en cinco minutos por ti, ya estás lista ¿verdad?

-Manuel, la verdad no estoy de ánimo, me siento cansada, a parte, ir a un bar ¿en jueves?

-Nena, ¿ya empezaste a beber sin mi?, por cierto, hoy es viernes.

Mi cabeza no estaba al pendiente de los días de la semana. Mi conciencia no estaba en el bar o en las bebidas, mucho menos en la música. Las palabras que salían de mi boca eran secas.

Mis sentidos se quedaron aparcados en la habitación 105, en el cuarto de un hotel. Donde mi cuerpo y el suyo se estremecieron al encontrarse desnudos, sin pudor.

Se quedaron mis orgasmos entre las sábanas de la cama, se llevó tu boca parte de mi lengua, se quedaron mis dedos con el olor de tu sexo.

¿Cuándo volveremos a vernos?, hace una semana que formulé una pregunta similar: ¿a un hotel, en jueves?

Pero ahí no puse resistencia, hasta te ayudé a desvestirme, allí mi boca no hablaba, gritaba de emoción.

Ya no aguanto, me largo de este bar, buscaré un lugar tranquilo y te llamaré, porque deseo escuchar:

¿A tu casa, ahorita?

Anuncios

3 pensamientos en “Bar, ¿en jueves? (A y B, parte IV)

      • Quedate conmigo… 😉

        Cómo mas te plazca, dear lady. Pero piense usted que si me habla de usted, yo también puedo dudar y tutearte y “ustearte” a la vez…

        Un besito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s