Infiel

Infiel

Debí poner la punta de mi lengua sobre el paladar, luego bajarla y pronunciar un sonoro “No podemos hacer esto”, pero al contrario de eso, la metí en lo más profundo y húmedo de su boca. Había pasado más de un año desde la última vez que nos vimos. Me contactó para ayudarlo con un trabajo que implicaba actuar como los profesionales que somos. Sin embargo, tener su piel junto a la mía es un peligro constante. Su saliva se acumula de a poco en las comisuras de su boca cuando habla, también le tiemblan las manos cuando me abraza. Le inquieta la diferencia de nuestras edades, pero le dije que no me importa que sea nueve años mayor. Recordé de inmediato, cuando lo vi bajar de las escaleras de su casa, que me encanta ser coqueta cuando me habla de “cosas serias”, del trabajo o de su percepción hacia la vida.

Me arriesgué cuando le metí la mano entre las piernas sin juegos previos. Mis dedos fueron directo hasta su verga en reposo cuando me explicaba los parámetros del documento que habríamos de elaborar juntos. Gimió cuando apreté sus testículos y lamí su barbilla. Deslizó la silla del escritorio hacia atrás, de modo que pudiese sentarme sobre él. Acariciaba con ansiedad mis nalgas. Pude notar lo caliente que se ponía cuando le besaba los labios y me apretaba hacia su pelvis, sintiendo cada vez más su cuerpo. Elegí muy bien mi outfit de ese día; la blusa tenía los botones en la espalda… le fue fácil quitármela. Mis pechos le llegaban a la altura de su boca. Sentí lo húmedo de su lengua cuando probó mi piel, luego mordió un pezón y jugó con él. Tomó las dos tetas entre sus manos, las apretó, me miró fijamente. Sonrió mientras las lamía una y otra vez. Yo hacía movimientos con mis caderas a fin de que su erección aumentara y estuviera lista para el próximo paso.

Metí su verga en mi boca, la sacaba de a poco para masturbarlo con mis pechos y luego  volvía a lamer. Sus manos recogían mis cabellos de tal manera que formaban una especie de correa con la que manejaba el movimiento sexual. Escupí directo hacia la punta, dejé que la saliva escurriera sobre su piel. Me levanté. Él seguía sentado y con los pantalones puestos, solo tenía su hombría al aire. Tomé sus manos colocándolas en el botón de mis jeans. Lo quitó con agilidad. Deslizó el textil duro de la mezclilla por mis caderas, besó el triángulo húmedo de mi pelvis y bajó mi ropa interior. Metí dos de sus dedos a mi boca y abrí mis piernas al placer de sus yemas. No duró mucho, los jadeos femeninos lo obligaron a ponerme de nuevo sobre él. Me penetró de a poco, gozando cada milímetro en que estaba más dentro de mi. Sus ojos chispearon de placer cuando entró por completo. Hice que se corriera por mi boca. Me masturbé al ver su cara envuelta en orgasmo. Probó mis dedos y terminó en el piso conmigo. Metió uno a uno sus dedos entre mis labios y volvió a masturbarme. Su lengua me hurgaba el coño, también apretaba mis nalgas cuando yo gritaba.

Nos vestimos. Cada quien tomó sus prendas y reorganizamos el escritorio. Mis zapatos quedaron debajo de su suéter.

-Tengo que preparar la conferencia ¿quieres que te lleve a la escuela?

Con un gracias accedí a subirme al auto “nuevo”, el que comparte con su esposa. No hablamos durante el camino pero íbamos tomados de la mano, jugando con los dedos. Antes de entrar a la zona de riesgo, en donde podrían identificarnos, me besó y apretó mi pecho izquierdo. Coger antes de su exposición le cayó de maravilla, todos aplaudimos y gozamos de la conferencia en su totalidad. Una de nuestras amigas en común nos tomó una fotografía cuando terminó el evento. Nadie podía ver que su brazo, en lugar de rodear mi espalda, acariciaba la línea de mis nalgas.

Anuncios

7 pensamientos en “Infiel

  1. A veces ser mayor no implica más experiencia, más seguridad. Todo lo contrario.
    A veces ser más mayor significa una desventaja y para esconder ese handicap se porta como un putio crio, maleducado, malcarado y sin ningún respeto hacia quien más debiera.

  2. Pingback: Infiel | Zyngaro's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s