Why’d you only call me when you’re high?

Mi regreso hacia ti es inevitable. No importa cuántos días, semanas o meses dejemos de estar en contacto; en cuanto te “reportas”, acudo a tu llamado. Soy una perrita fiel, lo sabes. Puedo sonreírte de muchas formas; tierna, por pura cortesía, desinteresada, sensual, provocativa y hasta con tus mecos en los dientes. Alguna vez dije -NO- al sexo anal…pero eso ya forma parte del pasado, como dicen por ahí. Aquello de sentir cómo entras una y otra vez en mí e intercambiando posición entre orificios femeninos…me roba el aliento más sucio y pecaminoso.

Eso de “ya estuvo” no funciona con nosotros, no sé si es mi egolatría o la tuya, pero nos encanta emocionarnos con un “quizás” o “puedo el viernes ¿y tú?”. Voy a decirte la verdad, contigo no quiero un trío, ni con mujeres ni con hombres, mi deseo por ti es tan egoísta que apenas si puedo disfrutar algunas horas junto a ti.

A veces piensas que tus dedos, lengua y de más no son suficientes para violentar mis instintos y te ayudas con lo primero que encuentras…

-¿Una paleta en mi culito, de verdad?

-Y luego por todos lados.

Sabes que voy a dejarme, que no protestaré; me la pones en la boca para llenarla de saliva. Las gotitas caen por mi barbilla y me dejas así; sucia de mis fluidos, para después azotarme por ser tan grotesca, y como sé que eso te pone más dura la verga, lo repito una y otra vez…ahí va la paletita sabor cereza, primero siento cómo entra la yema de tus dedos. La mueves en forma circular para que entre mejor. Grito de a poquito, para que me tapes la boca. Una paleta en mi culo y tus dedos dentro de mi pussy son suficientes para chorrearme piernas abajo.

Me conoces muy bien, me mamas tan delicioso que en cuanto pongas tu lengua en ese lugar, donde se destilan líquidos salados y un caramelo derretido color rojizo, quizá me doble de rodillas, quizá te haga lo mismo, porque a fin de cuentas: a mí también me encanta comerte.

Anuncios

Comfort.

-Me gusta cuando tus dedos siguen en mi boca aun cuando tu semen corre al rededor de mis pechos. Recuerdo que dejaste de mover los dedos en mi boca para jugar un poco de semen entre mis piernas. Disfrutabas. Yo solo podía saborear mis labios con cada movimiento que hacías. Cada jadeo te invitaba a más, y obediente seguías, con más fuerza, con más deseo. Logras doblar mis rodillas de emoción cuando se te ocurren ese tipo de “juegos”. Y me excita ver cómo te sonrojas cuando paso mi mano escurriendo de fluidos por mi lengua. Extraño el sabor de tu piel blanca, el olor de tu saliva, la dureza de tu erección y esa transformación que hago de niña traviesa a perrita sumisa, sé que me gozas así: a merced. Nos falta coincidir, agendarnos, programar una sesión en calidad de ur-gen-te. Suena bien un paseo en carretera, tú y yo solos, tu mano buscando mis pechos, mis risas despojadas por jadeos, la sonrisa a un lado por la boca abierta. Haces una pausa en el camino, te orillas y sacas la verga a como puedas. Te lamo de arriba hacia abajo, hasta que tope en mi garganta, que tus dedos viajen desde mi estómago hasta la bragueta, que se empapen de placer. Nos bajamos con ansias al asiento trasero. Abro las piernas para que me penetres sin dificultad, me tomas del cabello y jalas con fuerza. Tu verga en mi sitio más pequeño se abre paso, grito de placer, rompemos la rutina, te vienes en mis tetas, las aprieto para ti.

-¿Te gusta?
-Sí

-A mi me gustas tú.

tumblr_njii05b6Ud1r21xm5o1_500

Muñeca

Vamos muñeca, no quiero llegar tarde, decía Morgana mientras yo daba los últimos retoques a mi cabello. -Linda, así estás bien, tu cabello es perfecto. Me mudé a casa de Morgana por una semana en lo que realizaba mis trámites … Sigue leyendo

El inicio, A y B

Llegas a casa, hay un mensaje en tu contestador, debes devolver la llamada a tu compañero de trabajo. Con lo que te gusta hacer llamadas. Te tomas un tiempo para cambiar tu uniforme, ropa cómoda, te tumbas en el sillón y marcas.

A -si quieres podemos jugar, preguntas y respuestas
¿Cómo llegaste a formular semejante pregunta?, no importa, después de diez minutos al teléfono y una copa de tu vino favorito, el por qué queda de lado.

B- bueno, pregúntame lo que quieras

A-¿cuál fue la última canción que cantaste?

B-mmm

A-esa no me la sé (ambos ríen)

B- no lo sé, creo que no lo recuerdo

A-bueno, te toca preguntar

B-mmmm, ¿lo que quiera?

A-sí, lo que quieras

B-a ver… ¿cuál es tu medida de bra?

A-un delicado 38 B

B-¿B?, ¿Segura?

A-(ríes) sí, ¿por qué?

B-te toca preguntar

A-no lo sé, a ver, detrás de tu pantalón algo flojo, ¿ se esconde un buen trasero?

B-(ríe) lo que ves, es lo que hay, me toca: ¿a qué edad perdiste tu virginidad?

A-19, ¿Y tú?

B-a los 17, o es lo que recuerdo (ríen de nuevo, ¿te venció la soledad y por eso coqueteas con la mujer que menos pensabas?), ¿te gusta hacer sexo oral?

A-todo esto es secreto, ¿cierto?

B-tenlo por seguro

A-entonces respondo con un rotundo: sí, me gusta mucho

B-¿dar o recibir?

A-(te sonrojas antes de contestar, pero no te limitas), las dos (dices después de apretar los ojos)

B- ¿sesenta y nueve?

A- todavía no

B-¿de verdad? (ya no importa quién sigue el orden de las preguntas, el juego ahora es saber más y más)

A-¿última vez que te hicieron un oral?

B-¿?

A-última vez que te dieron sexo oral, que te la mamaron

B- hasta venirme hace unos días… ¿sigo? (asientes con un sonido de afirmación) ¿te la han mamado hasta correrte?

A-sí, mis mejores orgasmos, han sido así

B-¿con penetración?

A-no, solo oral, ¿me toca preguntar?

B-sí (sonrió mostrando los dientes)

A-¿lo has hecho anal?

B-(emitió un sonido, un sonido divertido), sí

A-(ríes, estás acalorada)a mi no me pasa el sexo anal

B-¿cuándo fue la última vez que cogiste?

A-amm, fue hace mucho, deja recuerdo (hace cuatro meses exactamente, justo donde estás recostada, no te gustó, fingiste el orgasmo) cuatro meses.

B-¿qué?  (preguntó con extrañeza, los textiles aprisionan su hombría)

A-Después de besar en los labios, ¿qué besas después?.

B-cuello y pezones, me encanta, ¿has hecho venir a alguien en tu boca?

A-(¿por qué aprietas las piernas?, ¿ya estás caliente?) Sí

B- mmm, ¿te gustó?

A-pues, al principio me excité, después tuve que escupir

B-espera, ¿se vino en tu cara o en tu boca?

A-en mi boca y parte de mi barbilla

B-¿esperaste hasta la última gota? (se recostó, acomodó un cojín bajo su cabeza y posó su mano izquierda sobre su miembro)

A-sí…(tardas en contestar y finalmente lo haces) Fantasía sexual

B- (se ríe, lo notas nervioso, aprietas las piernas con fuerza) Bueno, es que…(titubea)

A-anda, por favor (¿ahora ruegas?)

B-(suspira)… mi fantasía es, quiero que me la mames

A-(sueltas una risa, qué coqueta eres)Me gusta tu fantasía

B-no juegues con eso porque me pones duro

A-déjame jugar con eso a mí…

B-me tienes bien duro

A-(muerdes tus labios, los rozas con la lengua) ¿Enserio?, me dieron ganas de tocarme (perra coqueta)

B-¿sí?

A-demasiado

B-imagino tu pussy recortadita e imagine que te mojas mucho

A-parece que sabes mucho de mí

B-¿te digo algo?

A-adelante (dices con voz delicada, cuando te hubiera gustado gritarlo)

B- si estuvieras aquí, conmigo, te comería, a besos y lengüetazos

A-mmm, qué delicia de imagen

B-¿tengo que decir que me gustas?

A-no, pero es bueno escucharlo

B- ¿y yo a ti? (que pregunta tan más estúpida)

A-mmm, no sé
B- auch, eso dolió

A-(ríes) claro que sí (al fin lo aceptas)

B-tengo otra fantasía, ¿quieres escucharla?

A-dime

B-justo ahora, con los dedos que sostengo  el teléfono, quiero masajear tus labios, pero no los de tu rostro, los otros, los más delicados

A-¿qué más?